¿Cómo contribuye la harina refinada a la acumulación de grasa corporal?

El aumento de grasa en el cuerpo está producido por el consumo de una dieta donde se consumen más calorías que las que el cuerpo gasta, es decir que se come más de lo que se mueve el cuerpo. Nuestro organismo gasta un número determinado de calorías, al día, cuando realiza sus funciones vitales, pero además nosotros con la movilidad diaria o el ejercicio que hacemos –o dejamos de hacer– contribuimos a esta quema de calorías, y cuando consumimos muchas calorías en un día (contenidas en carbohidratos simples como harinas refinadas y azúcares) entonces aumentamos de peso de forma incorrecta.

harina refinada

La harina refinada, como su nombre lo indica, es un producto que ha sido procesado por el hombre a través de una maquinaria, donde su ingrediente principal la mayoría de las veces es el trigo. Este cereal en sí mismo no representa la causa de la obesidad en las personas que lo consumen, sino todos los aditivos que se le colocan para mejorar su preservación, sabor y funcionalidad. Así, por ejemplo, es usada para crear pasteles, panqueques y bollería en general, y son estos productos los que la vuelven hipercalórica (y nos hace aumentar la grasa corporal), además la harina refinada está calificada como un carbohidrato simple.

 

El carbohidrato es la gasolina del cuerpo humano, además de ser el que produce mayor sensación de saciedad, y por más tiempo, y es por eso que las personas tienden a desequilibrar su plato con ellos. Sin embargo, existen carbohidratos de dos tipos: los simples y los complejos. Los primeros son harinas que han perdido su componente natural, de tal forma que no les queda casi fibra en ellas, de manera que al entrar al organismo se convierten en fuentes directas de grasa. Su consumo excesivo hace que el cuerpo las almacene como “reserva” ya que no sabe qué más hacer con ellas, aumentando los depósitos de grasa en el cuerpo.

Add Comment