¿Es necesario suprimir el gluten de la alimentación?

Aquellos que prestan atención a las etiquetas de los productos alimenticios que se venden en los supermercados, habrán notado la aparición de una inscripción, “sin gluten”, y concretamente en los embalajes de los artículos concebidos para el régimen.

 

Pero hay algunas preguntas que la mayoría de los consumidores se plantean: ¿engorda el gluten?, ¿es peligroso el gluten para la salud? Hoy presentamos algunos elementos de respuesta a estas preguntas.

Pan

¿Qué es el gluten?

 

El gluten es una proteína presente en ciertos cereales que consumimos frecuentemente como el trigo. Se trata de un alimento que ofrece elasticidad a las masas utilizadas en la preparación de diferentes recetas alimenticias, como el pan, por ejemplo. Mezclando esta masa, se crea una especie de red de gluten tenaz y elástica a la que es se fijan burbujas de dióxido de carbono liberadas por las levaduras. De esta forma, la masa toma cuerpo, y se hace más tierna.

 

De ahí el agradable mullido del pan cuando tomamos un trozo y lo metemos en la boca. Muchos productos procedentes de estos cereales contienen generalmente gluten: el pan, la pasta, las pizzas, los biscotes, las galletas, etcétera.

 

Suprimir el gluten para perder peso

 

Siguiendo un régimen sin gluten se puede adelgazar efectivamente. Pero en realidad, como hay gluten en muchos alimentos que consumimos, esto significa que un régimen sin gluten impone una importante reducción de los alimentos. Además, la persona que sigue un régimen de este tipo deja de consumir productos que contienen grasas malas y otras sustancias que normalmente son una fuente de aumento de peso y de obesidad, como los azúcares lentos y la repostería, por ejemplo.

 

Al final, un régimen sin gluten permite reducir de manera consecuente el aporte calórico y perder peso de una forma evidente, pero que no estaría directamente relacionada con la retirada del gluten.

 

Enfermedad celíaca e intolerancia al gluten

 

Aproximadamente el 1% de la población mundial presenta una intolerancia al gluten llamada enfermedad celíaca. Esta enfermedad es una intolerancia permanente a una de las fracciones proteicas del gluten contenidas en el trigo, la espelta, la cebada, etcétera. A llegar a los intestinos, la proteína del gluten provoca una reacción del sistema inmunitario y automáticamente libera las células de defensa, que van a atacar a la región intestinal y provocar una importante disfunción del metabolismo.

 

El resultado es una inflamación de las vellosidades intestinales a nivel del intestino delgado que provoca una destrucción de la pared. Por consiguiente, ciertos nutrientes como el calcio, las vitaminas y el hierro se absorben mal y provocan graves carencias.

 

Régimen sin gluten en caso de enfermedad celíaca

 

El único tratamiento hoy en día conocido en el marco de una enfermedad celíaca es un régimen estricto sin gluten de por vida. A día de hoy, ningún remedio de esta enfermedad y a esta intolerancia ha sido descubierto de momento. Una de las pistas de investigación más avanzadas se basa en la ingesta de enzimas de degradación del gluten, permitiendo degradarlo en fragmentos no inmunógenos.

 

En caso de intolerancia al gluten, los síntomas pueden aparecer bastante pronto en los bebés, y se pueden presentar bajo diversas formas, diarrea crónica, pérdida de peso, vómitos, etcétera.

 

¿Intolerancia o sensibilidad al gluten?

 

Si la intolerancia al gluten se manifiesta en el adulto a través de un cansancio crónico, provocado por las carencias vitamínicas, desarreglos gastrointestinales, etcétera, existe por otro lado una sensibilidad al gluten, diferente de la enfermedad celíaca, que afectaría al 6% de la población mundial.

 

En estas personas, la sensibilidad al gluten se debe principalmente a un efecto de tipo nocebo, el cual, al contrario del efecto placebo, es un efecto psicológico o fisiológico relacionado con la ingesta de una sustancia inerte que puede provocar daños en el individuo.

 

De esta forma, a fuerza de pensar que una sustancia en cuestión como el gluten puede causar problemas de salud, las personas terminan por sentir los síntomas, incluso sin ser realmente afectados por la enfermedad.

 

¿Hay que retirar el gluten de la alimentacion?

 

Salvo en caso de indicación médica, que habría sido previamente detectada como una enfermedad celíaca, no hay ninguna necesidad para suprimir el gluten de la alimentación. Los alimentos ricos en gluten ayudan a controlar la tasa de glicemia y los triglicéridos. Aumentan igualmente la absorción de vitaminas y minerales, y mejoran la flora intestinal, fortaleciendo el sistema inmunitario.



Add Comment