Infusiones y tés para mejorar tu salud

El cuerpo humano está compuesto en un 70% de agua, pero a diario pierde varios litros a través de procesos como la sudoración, la salivación y en las necesidades fisiológicas, y es por eso que lo recomendado es consumir de 7 a 8 vasos de agua diarios, lo que haría entre 3 o 4 litros de agua. Las personas esperan, por lo general, a tener sed para consumir agua y lo cierto es que no debería ser así, ya que cuando el cuerpo envía las señales de que tiene sed entonces significa que ya se encuentra en estado de deshidratación, usando las reservas de agua que ha ido guardando. Pero, ¿qué pasa si no me gusta consumir agua? A la mayoría de las personas les incomoda que el agua no tenga sabor ni olor, por lo que prefieren beber otro tipo de cosas.

tes-infusiones-l[1]

En este caso, la mejor opción son los tés e infusiones, ya que ellos provienen de plantas naturales, las cuales contribuyen con la hidratación y vitaminas del cuerpo humano, además de proveer de ayuda al funcionamiento del cuerpo y de aportar múltiples beneficios, dependiendo de las plantas y hierbas que se utilicen.

De acuerdo a cada necesidad existe un tipo de bebida. Por ejemplo, el té verde descafeinado sirve como acelerador metabólico, por lo que ayuda a adelgazar, mientras que la manzanilla alivia el estrés y los dolores de cabeza, además de servir como un analgésico natural, en forma general. Otro excelente ejemplo de infusión es el de la canela, la cual sirve como un relajante natural, al mismo tiempo que ayuda a la cicatrización corporal.

Debido a los grandes beneficios derivados de su consumo, el té y las infusiones han sido utilizados desde tiempos milenarios para tratar múltiples padecimientos, desde el alivio de resfriados y gripes, hasta el tratamiento de dolencias. Gracias a sus cualidades sanadoras y relajantes, el auge del consumo de té e infusiones ha crecido en los últimos años, como una alternativa para el tratamiento del estrés.

Add Comment